lunes, 23 de abril de 2012

Frank y la creatividad-inteligencia...


¿Qué tan creativo era Frank Zappa? Es una pregunta aparentemente sencilla; yo simplemente diría: demasiado (o ridículamente muy). Sin embargo, la manera en que se aprecia un fenómeno como la creatividad es muy engañosa y compleja, por lo tanto es necesario tener alguna base teórica para que los argumentos propuestos no parezcan simples  gritos de ciego fanatismo.



Una prueba mas-o-menos superficial de la creatividad de Zappa consiste en su basto catálogo de música. Ya había mencionado con anterioridad que durante su periodo de vida produjo cerca de 60 discos, y además dejó mucha música grabada que no pudo sacar a la luz en vida; desde su muerte se han expuesto cerca de 30 otros discos. La mente de Frank estaba en trabajo constante y nunca dejó de producir nuevas ideas.

Otra prueba, no tan superficial, recae en su música en sí. Edward Bono considera que la creatividad surge de pensar “afuera de la caja”, es decir, producir ideas que no se adecúan a lo tradicional. En ese aspecto, Zappa estaba muy familiarizado con ese estilo de “pensamiento lateral”. Su lenguaje musical es único debido al eclecticismo de sus influencias; la música clásica, el rhythm and blues, el jazz, el rock y la música experimental lograron un sincretismo sorprendente en sus composiciones. La mente de Frank supo asociar de la manera más inteligente y atractiva todos los elementos importantes de cada género y salirse con la suya. Además, su lenguaje musical está impregnado de su personalidad; en su música se escuchan melodías inconexas, llenas de expresión y sentido del humor. Frank nunca tuvo miedo de hacer piezas poco digeribles o extremadamente raras; su ímpetu por crear no tenía límites.

Zappa, por otra parte, era claramente una persona sumamente inteligente. Para quien no haya escuchado su música nunca, sólo basta con escucharlo hablar. La manera en que se expresaba verbalmente dejaba claro que se trataba de una persona muy lúcida. Todo lo que tenía que decir, lo decía de la manera más clara, elocuente e interesante. Si analizamos esta cualidad desde el plano psicológico, con la teoría de las inteligencias múltiples de Howard Gardner, Zappa tendría un perfil de inteligencia elevado. Además de contar con una inteligencia lingüística alta, obviamente también destacaría su inteligencia musical, y siendo un compositor clásico antes que nada, también resaltaría su inteligencia lógico-matemática, ya que la notación musical solo se entiende en función de las matemáticas y la conformación del tiempo de los sonidos y silencios divididos y acomodados dentro de un compás (órale).

Es por estas razones que pienso que este personajes tiene un umbral muy amplio de creatividad e inteligencia. Sus aportaciones a la música son muy valoradas debido a su fresco e innovador estilo, el cual reflejaba todo lo que él era. Sin embargo las percepciones con respecto a la creatividad son muy diversas y variadas, por lo que es posible que no todos concuerden conmigo… ¿o si?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada